Bullying y Ciberbullying

Cuando el entorno se vuelve hostil

Perspectiva general

El acoso escolar o bullying es la exposición que sufre un escolar a daños físicos y psicológicos de forma intencionada y reiterada por parte un compañero (o de un grupo de ellos) cuando acude al colegio. Supone la existencia de un desequilibrio de poder físico, social o psicológico entre el acosador y la víctima.

El ciberbullying o ciberacoso supone el uso de medios digitales (smartphones, Internet o videojuegos online, entreotros) con la intención de hostigar o acosar psicológicamente a terceros. Sin embargo, para tratarse de ciberbullying, hay que tener en cuenta que el acoso se tiene que dar entre iguales (jóvenes, niños, adolescentes), el agresor y la víctima del acoso tienen que tener una edad similar y compartir un contexto social.

En suma, las principales diferencias entre bullying y cyberbullying serían las que siguen: 1) el bullying se desarrolla físicamente en el entorno escolar, sin embargo, el ciberbullying se desarrolla en internet; 2) en el ciberbullying no existe un contacto directo entre agresor y víctima, de hecho, el agresor suele mantener su identidad escondida para protegerse; y 3) en el caso del ciberbullying el caso puede tener una visibilidad mayor debido al uso de las redes sociales.

Actualidad

Es difícil estimar la prevalencia del acoso escolar, pero los expertos en la materia coinciden en señalar que se trata de un problema muy frecuente. Se estima que entre un 15% y un 50% de los niños y los adolescentes pueden haber sido víctimas de acoso escolar en algún momento.

Un 6,9% de los estudiantes españoles dice haber sufrido ciberbullying durante los últimos dos meses tras el confinamiento, de acuerdo con las cifras de Unicef en su campaña digital con motivo del Día Mundial de Internet Segura. Asimismo, los casos de ciberbullying aumentan durante la pandemia, aumentando un 70% los discursos de odio entre niños y adolescentes, desde que comenzaron las clases online.  En concreto, las chicas reconocen haberse visto más veces afectadas por el ciberbullying que los chicos. Entre las consecuencias psicológicas más comunes entre las víctimas, se esconden la culpa, la vergüenza y el miedo, así como un desmesurado.

Asimismo, la orientación afectivo-sexual forma parte de las causas por las que los jóvenes son víctimas de ciberbullying. Según otra encuesta de Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (Cogam) titulado ‘Ciberbullying LGTB fóbico’, uno de cada 100 alumnos declara haber sido víctima de esta forma de ciberacoso.

Generalidades

Perfil del cliente: Niños y adolescentes mayormente, pero también adultos.
Sintomatología básica: Estrés y ansiedad; Sentimientos de ira; Fatiga y desánimo generalizado; Problemas en las relaciones sociales; Bajo rendimiento escolar; Descenso de la autoestima; Sentimientos de indefensión y de culpa; Cambios de conducta.
Orientación de la Intervención: Integradora
Duración intervención: 12 sesiones aproximadamente (3 meses).
Otros detalles: Informarse convenientemente antes de emprender cualquier acción es conveniente siempre, pero en especial en estos casos. Es importante hacerlo bien desde el principio, sobre todo si se van a emprender medidas legales.

Compartir la información

Si consideras que esta información puede ser relevante para alguna de tus amistades, no dudes en compartir.

No products in the cart.