Fracaso Escolar

Limitación de oportunidades futuras

Perspectiva general

El fracaso escolar es un término que se usa para referirse al colectivo de personas que, por el motivo que sea, no han logrado completar con éxito las distintas etapas de enseñanza obligatoria. Adicionalmente, también hay que tener en cuenta a aquellas personas que, una vez superada la enseñanza obligatoria, no consiguen alcanzar ningún otro título adicional que les permita formarse en una profesión concreta.

Por tanto, en el fracaso escolar se incluyen a las personas que tienen un bajo rendimiento académico y que no logran la adquisición de un conjunto de conocimientos mínimos, a las que abandonan la escolarización obligatoria antes de obtener el título correspondiente, a las que terminan la escolarización obligatoria sin lograr el título correspondiente y, a las que en la edad adulta sufren consecuencias sociales y laborales por no haber logrado una correcta preparación académica.

Como avanzábamos en alguna otra sección, el fracaso escolar no es algo que ocurre sin más de un día para otro. Con independencia de la variedad de motivos que puedan subyacer a tal desenlace, hay muchos indicadores que señalan con tiempo el riesgo de ocurrencia, por lo que conviene estar atentos y trabajar en la prevención.

Actualidad

La Comisión Europea publicó en el 2020 el informe del Monitor de la Educación y la Formación de la Unión Europea (UE). Según sus datos, España sigue siendo el país de la UE con la mayor tasa de abandono prematuro de la educación y la formación profesional, con un 17,3%, lo que supone un nivel siete puntos superior a la media del bloque (10,2%) a pesar de que el porcentaje haya disminuido durante la última década.

En la comparación con el resto de los europeos, solamente Malta se acerca a la tasa de abandono escolar de España (17,2%) y el tercer país con una cifra mayor es Rumanía (15,3%). Tras ellos se sitúan Bulgaria (13,9%), Italia (13,5%), Hungría (11,8%), Portugal (10,6%) y Alemania (10,3%). Por el contrario, los Estados miembro con menor tasa de abandono prematuro de la educación son Lituania (4%), Grecia (4,1%), Eslovenia (4,6%), Irlanda (5,1%), Polonia (4,6%), Suecia (6,5%) y República Checa (6,7%).

Con respecto al nivel de los alumnos españoles en las competencias básicas, el texto de Bruselas advierte de que este no mejora. El rendimiento medio según el informe PISA para 2018, cayó en 10 puntos en ciencias y en 5 puntos en matemáticas. Así, la tasa de alumnos con bajo rendimiento fue superior a la media de la UE en matemáticas (24,7%) y cerca de la media comunitaria en ciencias (21,3%), pero ambas siguen “muy lejos” del valor de referencia, situado en el 15%. Además, el documento señala que en España hubo “relativamente pocos alumnos” con rendimiento alto.

Sobre las repeticiones de curso, el informe destaca que este indicador se mantiene elevado en la mayoría de las comunidades autónomas (por encima del 25% de los alumnos de 15 años). 

Generalidades

Perfil del cliente: Niños y adolescentes.
Causas frecuentes: El nivel motivacional del alumno; El esfuerzo; Percepción de apoyo y/o ayuda; Falta de interés; Autosuficiencia; Actitudes y creencias; Problemas de aprendizaje; y otras causas relacionadas con el entorno como, el nivel económico familiar, la cultura, la clase social, la estructura familiar, la práctica docente, la administración educativa y los métodos de enseñanza entre otros posibles.
Orientación de la intervención Integradora
Duración intervención: Dependerá de la problemática subyacente, pero puede ir desde los 3 meses hasta varios años.
Otros detalles: La detección temprana de las dificultades es muy relevante.

Compartir la información

Si consideras que esta información puede ser relevante para alguna de tus amistades, no dudes en compartir.

No products in the cart.